FUERZA AÉREA DE CHILE

Centro de Medicina Aeroespacial

Fisiología Aeroespacial en la Fuerza Aérea de Chile

Desde siempre el hombre ha desafiado a su entorno y en especial a aquellos que se conocen como ambientes extremos, ya sea por necesidad o por el simple hecho de cumplir un anhelo o meta planteada. Es así como encontramos el ambiente en el cual se desarrolla la aviación, el que debido a sus especiales características, expone al ser humano a grandes cambios fisiológicos que ponen en constante riesgo su normal desempeño, es por esta razón que debe existir especialistas en las áreas de la medicina y fisiología que sean los encargados de comprender y estudiar este medio.

 

 

jetpilot

 

La Fuerza Aérea de Chile se ha adherido a esta idea global y desde hace varios años cuenta con su Centro de Medicina Aeroespacial (CMAE), el cual posee dos importantes funciones que se enmarcan directamente en llevar el concepto de seguridad aeroespacial como una filosofía de desarrollo a las actividades aéreas. La primera de estas funciones consiste en el control médico de pilotos y tripulaciones aéreas tanto civiles como militares, una función secundaria, pero no por eso menos importante, es la realización de lo que se conoce como Entrenamiento Fisiológico, función que tiene como misión preparar a pilotos y tripulaciones aéreas en los temas asociados a la fisiología del vuelo considerando ámbitos teóricos y prácticos. Para cumplir con esta última función se ha designado en el CMAE al Departamento de Docencia e Investigación, el cual cuenta en la actualidad con dos kinesiólogos con especialización en fisiología aeroespacial.

 

CARACTERÍSTICA DEL AMBIENTE DE AVIACIÓN

El ambiente que rodea a la aviación, posee una amplia gama de variables, cuyos valores son considerablemente diferentes a los que poseen nuestro medio ambiente habitual que es en el que nos desenvolvemos normalmente y para el que fuimos concebidos. En la aviación nos encontramos con variaciones tanto en la presión barométrica como en la temperatura, además de fuerzas de aceleración y desorientación espacial entre otras. Es conveniente conocer como se comporta cada una de esta variables en el ambiente de la aviación, lo que sin dudas facilitará la concepción de este escenario.

 

Presión Barométrica:

Como es sabido, la presión barométrica sufre una variación negativa en la medida que la altitud aumenta, por lo cual, al analizar la ecuación de los gases nos encontramos que a mayor altitud existe una menor presión de oxigeno, lo que evidentemente llevará a un déficit de oxigeno celular con la consecuente hipoxia asociada en el individuo que se encuentre expuesto a ella.

 

Temperatura:

En el caso de la temperatura, esta posee una variación negativa constante equivalente a 2ºC cada 1.000 pies (330 mts), este fenómeno se traduce en que el ser humano se enfrentará a temperaturas bajo cero que claramente son incompatibles con la vida.

 

Fuerzas de Aceleración:

Otro fenómeno al cual se ven expuestos específicamente los pilotos de combate y acrobacia, está relacionado con los altos niveles de fuerzas de aceleración que deben soportar durante sus maniobras, en especial la más riesgosa de estas, es la que se produce en el eje Z(+), la cual genera un efecto de centrifugado llevando la sangre hacia los pies, con lo cual la sangre oxigenada no logra retornar al cerebro, lo cual lo puede llevar a una pérdida de conciencia durante estas maniobras, con el consiguiente riesgo de un accidente cuyas consecuencias generalmente son fatales. Este fenómeno se conoce dentro del ambiente de aviación como G-LOC (“G Induced Loss of Conciousness”).

 

Desorientación Espacial:

En lo que a este fenómeno se refiere de una manera simple, se puede decir que la Desorientación Espacial es la incapacidad de una persona para orientarse en un ambiente tridimensional con respecto al horizonte terrestre o al medio aéreo que lo rodea, debido a una interpretación o percepción errónea de una condición real de orientación.

En todos los aspectos antes mencionados el CMAE cuenta con personal idóneo y altamente calificado, así como con los recursos materiales necesarios, para cumplir la misión de capacitar y preparar a las tripulaciones aéreas en la forma de cómo desempeñarse en un ambiente altamente hostil en condiciones de máxima seguridad.

 

LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

Hipoxia Hipobárica:

En relación a este tema se ha desarrollado un estudio de la respuesta fisiológica de ser humano ante la hipoxia hipobárica, para lo cual se han realizado estudios en conjunto entre CMAE y las Universidad de Chile y de Valparaíso, donde se ha estudiado los efectos dañinos del estrés oxidativo en las membranas celulares del glóbulo rojo y la forma como los antioxidantes pueden cumplir un rol protector de este tipo de células, traduciéndose en una mejor tolerancia a la hipoxia de los individuos que se desenvuelven en altura.

 

Fuerzas de Aceleración:

Otro estudio de gran importancia realizado por CMAE, ha sido el investigar sobre el fenómeno de G-LOC en pilotos de combate, para lo cual se realizaron mediciones de la saturometría de oxigeno en vuelo, el cual a nivel cerebral disminuye en la medida los pilotos se exponen a altos niveles de fuerza G, en su eje Z (+) y que consecuentemente los puede inducir a pérdida de conciencia en vuelo.

El estudio anterior fue complementado con análisis de señales electromiográficas de superficie, con el objeto de estudiar el tipo de reclutamiento muscular realizado por los pilotos de combate durante la realización de la maniobra L-1, con la cual estos evitan la caída de la oxigenación cerebral, esta fase de estudio contó con la participación del Laboratorio de Biomecánica del Hospital del Trabajador (ACHS).