FUERZA AÉREA DE CHILE

Centro de Medicina Aeroespacial

Modernización Cámara Hipobárica

Importantes cambios se han realizado en este equipamiento con el propósito de aumentar los estándares de seguridad en la operación y para las tripulaciones.

Al término del primer semestre del 2005, retoma sus funciones la Cámara Hipobárica del CMAE luego de finalizado un completo proyecto de modernización, cuyo objetivo principal fue automatizar los sistemas de mando y Control, así como, incorporar la capacidad de monitorización de señales biomédica tanto de alumnos como de los instructores que forman parte de los vuelos que se realizan en ella.

En cuanto al Sistema de medición, monitoreo, registro y análisis de variables biomédicas (SIMBIO), este brinda la posibilidad de una supervisión continua de cada uno de los participantes del vuelo (alumnos e instructores) por parte del jefe de vuelo, lo cual ha permitido aumentar los estándares de seguridad durante este tipo de entrenamientos.

Otra capacidad propia de este sistema es permitir registrar signos y síntomas, propios tanto de la hipoxia como disbarismos, así como de cualquier otro tipo de evento asociado a estas situaciones, además de almacenar los resultados obtenidos en una base de datos permitiendo obtener un resultado final que incluye la correlación entre los valores obtenidos respecto de las señales biomédicas con la altitud y razón de acenso o descenso, esto permitirá realzar investigación orientada a conocer el desarrollo y aparición de estos fenómenos fisiológicos además de su repercusión y aplicación para la seguridad de vuelo.

El desarrollo en cuestión ha permitido realizar evaluaciones biomédicas en relación a la tolerancia a la hipoxia-hipobárica de mayor precisión, a personas que por motivos profesionales (minería, periodistas, deportistas, etc.) deban realizar actividades en altura. Es importante destacar que este Centro es uno de los dos a nivel nacional que cuenta con la capacidad de realizar este tipo de evaluaciones específicas, siendo la Cámara Hipobárica del CMAE la más desarrollada y tecnologizada del país.

Un aspecto no menos importante es el hecho que este proyecto posee un gran valor agregado, debido a que fue ideado, desarrollado y ejecutado por Médicos, Fisiólogos, Biólogos, Ingenieros y Técnicos nacionales. 

Por lo tanto este proyecto además de entregar a la Fuerza Aérea y específicamente al CMAE tecnología para entrenar a sus tripulaciones aéreas en los efectos de la hipoxia hipobárica en forma más segura, también se trasformó en un aporte al desarrollo tecnológico nacional.